El gato de Asimov

sábado, 2 de octubre de 2010
Nada tienes que ver con el gato de Schrödinger.
Estoy leyendo la autobiografía de Asimov, grata por demostrar la calidad humana de este escritor. Me he encontrado este párrafo que habla de su primera experiencia universitaria, que no fue en química, ciencia que eligió posteriormente, sino en zoología (¿veterinaria?). Como estoy de vacaciones lo voy a copiar literalmente, y os dejo interpretarlo a vosotros mismos.
Saludos!

El problema era que teníamos que encontrar un gato extraviado y matarlo metiéndolo en un cubo de la basura que llenábamos con cloroformo. Lo hice, como un estúpido. Después de todo, sólo seguía las órdenes de mi superior, como cualquier funcionario nazi de los campos de concentración. Pero nunca lo superé. Aquel gato muerto siempre me acompaña, e incluso en la actualidad, medio siglo después, cuando lo recuerdo, me retuerzo de pena.
Fuente: I, Asimov.

1 comentarios:

Radmains dijo...

Normal. Al fin y al cabo asesinó a un ser vivo a sangre fría. Y no es lo mismo que aplastar una mosca. Con los mamíferos sentimos una conexión especial pues pertenencen a nuestro mismo grupo.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails