No sé quién ganó la guerra civil española

martes, 18 de mayo de 2010
Tan elegante frase la dijo ayer una alumna de 4º de la ESO (15 años) delante de mis ojos y orejas.
La escena fue así: estábamos hablando de Cinco horas con Mario, el libro de Delibes. Yo les estaba explicando que los dos personajes del libro representan a grandes rasgos la sociedad de la época. Mario sería la izquierda idealizada, derrotada y humillada en la guerra civil, mientras que Menchu es una derecha conservadora y nacional-católica. En el párrafo que estábamos analizando (el fragmento que venía en su libro de texto), Menchu le reprochaba a Mario que él creyese que "la guerra, que había sido una Cruzada como todo el mundo sabía, a ti te parecía una tragedia".
Iba a explicarles que el gran hallazgo de Delibes es poner toda la narración en boca de Menchu y dejar al lector hacer la crítica, cuando leí una expresión de confusión en sus caras. Intentando el método inductivo, les dije:
-...porque la guerra la ganó... ¿quién?
-No lo sé.
Seguramente ellos leyeron la misma confusión en mi cara. Les di un voto de confianza. Quizás no me había explicado bien.
-La guerra civil, del '36 al '39, ¿sabéis? Que el que ganó luego estuvo gobernando hasta 1975. ¿No sabéis quien la ganó?
-Pues no.
No, no había malinterpretación posible. En ese momento cerré los ojos y el libro de literatura y medité durante unos segundos. Es imposible hablar de literatura (de historia de la literatura, más bien), sin unos conocimientos mínimos de historia. Sería como tratar de explicarle el Quijote a un marciano. Hay una falla insalvable entre nuestros dos sistemas cognitivos. Estas chicas no tienen ni la más remota idea del mundo en el que están viviendo, o al menos en el que yo vivo.

Este es el señor que ganó la guerra.
(Nota: este blog es mío y de mis compinches y ponemos las fotos que nos da la gana)

Lejos de ponerme apocalíptico, sobre todo porque creo que ellas no tienen la culpa, me puse a explicarles un poco de la historia de España en el siglo XX antes de seguir con Cinco horas con Mario.
Pero cuando llegué a casa, además de arderme las yemas de los dedos de ganas de escribir esto en el blog, me puse a pensar en el porqué de esta absolutísima ignorancia en dos chicas que no son, por lo demás, especialmente borricas. Pergeñé una pequeña lista de posibles motivos, que expongo a continuación. Están basadas en las teorías de la enseñanza libre, tan diferente de las cárceles en las que se han convertido nuestros colegios, en los que, como me han demostrado mis dos alumnas, no enseñan nada.

5 - Clases demasiado magistrales
El profesor habla y los alumnos callan. Esa es la tónica general de la enseñanza, se diga lo que se quiera. Y es así porque no confiamos en que los niños puedan desarrollas un interés suficiente por las materias para poder educarse un poco a sí mismos. En cualquier caso, el libro de texto siempre está ahí, y el profesor no está para leérselo al alumno. Hay que buscar modelos de enseñanza que pongan definitivamente al alumno en el medio, pero para aprender, no para aburrirse como una mona mientras el profesor lee el libro en voz alta.

4 - Demasiadas reformas educativas
No es viable que cada gobierno que llega reforme la enseñanza a su gusto. Los sistemas necesitan cierto tiempo para asentarse, y cuatro años no es suficiente, además de que cada reforma ha demostrado ser casi peor que la anterior. Las reformas educativa llevan en marcha desde que yo estaba en el colegio, cuando se cambió la EGB por la ESO. De eso hace ya más de diez años, y siguen las reformas en las que se intenta meter cosas como la educación para la ciudadanía, más clases de economía, y sobre todo, una miríada de optativas que roba la atención de los alumnos.
Quizás el gobierno debería plantearse que su trabajo como pedagogo hace aguas, y limitarse a dictar unas normas mínimas de curriculum (un temario de historia por aquí, uno de matemáticas por allá) y dejar que los profesores y los alumnos hagan la enseñanza a su medida. Si se han liberalizado algunos sectores como la telefonía y ahora funcionan relativamente mejor, ¿por qué no hacer lo mismo con la enseñanza? Es que somos capitalistas y demócratas para lo que queremos...
Nota: en España lo único que conocemos en educación privada y concertada son los colegios para pijos y los colegios religiosos. Confío en que la educación concertada tenga otro futuro que no sea ese.

3 - Cansancio
Casi ocho horas de clase es demasiado. Un amigo me decía que en realidad el colegio no tiene como objetivo enseñar y formar a los niños, sino simplemente educarles para que sean capaces de estar sentados ocho horas al día sin rechistar y, a la larga, aceptar un trabajo deleznable que les robe la mayor parte del día. Trabajo deleznable que no sería más que la extensión de la experiencia también atroz de la educación secundaria obligatoria.
¿No aprovecha mejor el tiempo un alumno despierto que uno agotado y harto de trabajar?

¡Niño, rompe tus cadenas!

2 - Confusión educativa
No hay mesura: los alumnos reciben con la misma prioridad contabilidad e historia. Obviamente, una es más importante que la otra, y sobra decir cuál. Cada reforma educativa supone dos o tres asignaturas más en el curriculum del alumno, con la sobrecarga que eso supone.
Yo optaría, juntando este problema con el anterior, con menos horas de clase y centradas en menos materias, más importantes. Pero sobre todo, menos horas de clase. Mis alumnos trabajan bastante más que yo a lo largo del día. Paradójico, ¿no? Además, yo trabajo en algo que me interesa, mientras que a ellos les imponen unos temarios que en muchas ocasiones no tienen nada que ver con sus gustos.
¿Por qué se les ofrecen optativas si en realidad toda la elección la tiene el ministerio de educación? Dios, qué cinismo...

1 - Absoluta falta de interés
Creo que esto está motivado por toda la sociedad, así que no es achacable única y exclusivamente a los niños y adolescentes, ni siquiera el gobierno o a los padres.
En la escuela los funden a trabajo e intentan inculcarles una cierta idea del saber y la cultura. Pero cuando llegan a casa, todo ese trabajo se desvanece en 35 minutos de televisión. Los Simpson son más influyentes en su tierna mente que 8 horas de intensa escuela. ¿Por qué? Porque en el colegio se aburren como monas por todas las razones anteriormente expuestas, y en Física y Química los alumnos que se lo pasan de puta madre son siempre los Quimis de turno: los macarras.
Es más, durante los últimos años de bonanza se ha educado a los niños en que la salida óptima es la fácil. Como ejemplo, apuntar que ninguno de mis amigos titulados (filólogos, periodistas, arquitectos, psicólogos y médicos) cobra más que un fontanero. O de lo que cobraba un fontanero antes de que la construcción se viniese a pique. Los niños no tienen ningún interés en la cultura porque tienen en sus cabecitas que ni siquiera a largo plazo (no hablemos ya de la satisfacción del conocimiento) les resulta rentable.
El interés es la clave para que los niños aprendan. Si no hay interés, pueden cerrar la escuela, porque todo el trabajo que se haga allí se va a perder fuera de sus verjas y barrotes, como lágrimas en la lluvia.

Esto es lo que quieren ser los alumnos: el macarra de turno que ven en la tele por la noche


Nota al pie: esto que lees, querido lector, es mi opinión. Ya sé que a algunos lectores les pueden parecer demasiado excesivas algunas ideas pero créeme que me guardo las más fuertes para mí. Pero si por algún motivo quieres saber algo sobre enseñanza libre, recomiendo la lectura de Summerhill, de Alexander S. Neill.

70 comentarios:

Adrastea_Quiesce dijo...

aplastante.
sólo discrepo en confiar en la educación concretada, que no es sino tora forma de mermar y dinamitar el espacio público, ese del que depende el estado de bienestar. ese estado de bienestar que queremos para esa gente no alienada (porque para no tener ese estado, casi les sale más a cuenta la alienación...).

no creo que haya que perpetuar esa idea de que lo público ha de ser por cojones inamovible, carpetovetónico y rígido. podemos tener un sistema público con profesores jóvenes y con una enseñanza dinámica, sin necesidad de recurrir a la iniciativa empresarial subvencionada, no cree?

Adrastea_Quiesce dijo...

con educación concretada creo que queda claro que me refiero a concertada... la indignación confunde mis vías motoras.

n.S. dijo...

sobre la educación concretada :D
Creo firmemente que la educación ha de pagarla el estado. De hecho, creo que la educación privada debería estar tajantemente prohibida, porque de lo contrario la igualdad de oportunidades entre ciudadanos es un chiste de mal gusto. Sin embargo, el estado ha demostrado una y otra vez su más absoluta incapacidad para gestionar la educación, tanto a nivel económico como a, y especialmente, curricular y de métodos, además de actuar de mala fe demasiadas veces ya.
Y también creo en ese derecho de la carta de derechos fundamentales del hombre que dice que los padres tienen derecho a educar a sus hijos como les salga del pie, mal que nos pese, y sobretodo, aunque nosotros creamos que lo hacen mal.
En el siglo XVII francia les quitaba los hijos a los padres protestantes porque pensaba que los estaban educando "mal", y creo que eran sinceros, es decir, de verdad lo pensaban. No me gustaría que se repitiese ese error.
En cualquier caso, la educación ha fracasado, y eso es un hecho empírico. Deberíamos replantearnos dónde están los fallos.

Lector Iracundo dijo...

Pués tienes razón.

Anónimo dijo...

‹‹No hay mesura: los alumnos reciben con la misma prioridad contabilidad e historia. Obviamente, una es más importante que la otra, y sobra decir cuál.››

Pues a mí no me parece tan obvio cuál es más importante que la otra. Si la respuesta en que estabas pensando es la historia, te recuerdo que la crisis en la que estamos sumidos se debe, en gran parte, al desconocimiento de la economía por parte de la gente, que ha firmado hipotecas sin saber qué consecuencias podría tener.

Anónimo dijo...

perdona, es "pergeñar" no pergreñar. Duele la vista.

Aitortxu dijo...

El explicación a este problema es muy simple: la educación (y la cultura) no es un derecho, es una ventaja que solamente debería estar disponible para aquellos que pudiesen pagarla.

Y en ello están, en eliminar la educación publica pero, en vez de hacerlo directamente, lo hacen de manera solapada, degradando la calidad de la educación publica hasta el nivel en el que todo el mundo diga que es una mierda y todo el mundo se endeude para llevar a sus hijos a los colegios de pago.

Luego dirán que la educación publica no tiene demanda y se la cargaran. Y la sanidad publica va por el mismo camino.

Desengañemonos, la educación publica tiene, como único propósito, crear obreros dóciles y amaestrados. Para los dirigentes ya está la privada.

n.S. dijo...

En mi casa dicen pergreñar (es mentira, en mi casa no dicen esa palabra), pero en honor a ti, oh Moscón Anónimo, lo cambiaré.
Aitortxu, no puedo estar más de acuerdo. Opinión excelentemente pergreñada.

Radmains dijo...

Yo también estoy con Aitortxu. Estudié en un colegio privado y una universidad pública. Pero si tengo hijos lucharé para que puedan ir al colegio privado y también a la universidad privada. Ahí es donde se parte el bacalao y donde se hacen contactos, que es lo importante. Saber quién ganó la guerra civil, por desgracia, no te hace ganar dinero. Y eso es lo que importa en nuestra sociedad.

Así están las cosas.

n.S. dijo...

Yeah yeah yeah, Radmains. Yo me gano la vida diciendo quién ganó la guerra civil. Y estudié en la Complu... y vivo bastante relajado, y me da tiempo para escribir este blog e irme de cañas.
Estoy bastante contento con la universidad pública, precisamente porque se organiza desde dentro (al menos hasta Bolonia, ahora ya no lo tengo muy claro).
Creo que Aitortxu habla con cierto tono de nostalgia... en plan que la educación pública es así, pero debería ser de otra manera.
Por cierto, en donde trabajo van unos niños que van a un colegio de pijillos en alcorcón, y son unos cafres que pa qué. Dentro de mi familia hay otros semejantes, cuyos padres intentan colocar desesperadamente, y no pueden. Salamanca non presta...

Anónimo dijo...

Supongo que en su casa, cuando quieren referirse a algo que está por encima de todas las cosas, utilizan la palabra "abrigo" o "guardapolvos". Si no, cuesta comprender su empeño en escribir "sobretodo":

sobretodo.
1. m. Prenda de vestir ancha, larga y con mangas, en general más ligera que el gabán, que se lleva sobre el traje ordinario.
2. m. Am. Abrigo o impermeable que se lleva sobre las demás prendas.

Xeilord dijo...

Es complicado estudiar viendo como todos tus amigos que plantaron se han comprado cochazos, tienen casas de puta madre y viven el sueño americano.

Y es más jodido que cuando termines te exploten, y veas que realmente nada de lo que tenías pensado se cumple.

Y todavía es más jodido que porque el personal se ha metido donde se ha metido (ver párrafo 1) ahora los que estabamos jodidos estudiando entonces, y estamos jodidos hoy con trabajos mal remunerados (pero trabajo al fin y al cabo) seamos los que venimos a la salvación de los otros con nuestros impuestos etc...

Por tanto las enseñanzas que obtenemos de esto es, haz lo que quieras, que ya vendrá algún imbécil que te pague en época de bonanza o que te mantenga cuando vengan mal dadas, no te esfuerces lo más mínimo porque no merece la pena.

n.S. dijo...

Cierto, Xeilord. La chica que me dijo eso la semana pasada estuvo en un cásting de modelos (la chica es delgada y mide como 1'85), y le pagaron 50 pavos solo por estar allí y pasearse.
Ya le pagaremos la desintoxicación de la cocaína dentro de 10 años con nuestros impuestos.
Justo el día que la chica estaba haciendo de modelito, otra alumna, más mayor, me dijo que si había estudiado 5 años para acabar en una academia dando clases... curioso.

Radmains dijo...

nS, tú vives de saber quién ganó la Guerra Civil pero tus alumnos -salvo otro que siga tus pasos- no van a vivir de eso.

Al tipo que te arregla el motor del coche o te instala el aire acondicionado le importa una mierda si Napoleón era francés o ucraniano.

Lo que quiere es la viruta a final de mes para sobrevivir en este mundo.

n.S. dijo...

Radmains, cierto es. Pero el problema es que vivimos en una sociedad. Estoy a punto de volverme eremita e irme a la cima de una montaña, pero hasta entonces, prefiero que el que me arregla el coche que no tengo sepa cómo fue la historia de la guerra, porque lo mismo un día se le ocurre dar un golpe de estado, o apoyarlo, y entonces sí que me va a afectar que sea un gañán. Porque la guerra y el mal gobierno la hacen los políticos pero siempre con el apoyo de los ignorantes.

Xeilord dijo...

Si algún político te mete en una guerra, posiblemente sepamos de que lado de la balanza está, venderá, como ya se ha hecho, que era lo que tenía que hacerse, que era lo necesario para el país, e incluso ensalzará las bondades del alzamiento (este...y parte del otro), y esos "ignorantes" se sumarán o no, dependiendo de su situación económica, e incluso universitarios dependiendo de la misma también se unirán.

Yo no creo que por tener más o menos educación se evite el hecho de que si tiene que haber guerra la habrá, llega un momento en las clases de historia en el que tan sólo se percibe un baile de cifras.te hablan de 14 millones de muertos y piensas joder que cifra, pero no reflexionas más allá, y la pregunta de quién gana una guerra lleva a muchas interpretaciones, porque la guerra la ganan siempre los mismos.

Es como cuando ves el número de civiles muertos en la guerra del golfo (la I y la II) cuando sueltan aquello de 100.000 personas y nadie pestañea.

Ese es el problema realmente, no la falta de educación, sino la falta de empatía, nos llevamos las manos a la cabeza porque muere gente en accidentes de tráfico, muere gente de Cancer, muere gente de obesidad mórbida, pero que mueran 100.000 tios en una semana no nos llama la atención.

El problema es el ser humano, el sálvese quien pueda, el yo me cuelo porque soy más listo que tu, el de "tengo novio...no soy celoso", etc... y eso no lo arreglan las clases de historia.

Considero que la enseñanza de la historia es necesaria para intentar concienciar a la gente de los problemas que han habido en el pasado, pero lo peor de la historia es que la escriben los que ganan, y la reescriben los resentidos y así ya no se puede confiar en nada y sólo quedan las cifras.

JODER QUE TOCHO HE SOLTADO. LO SIENTO.

Maceiras dijo...

Yo añadiría una causa, absolutamente absurda pero realista, a las que propones en el artículo:

Durante toda mi etapa educativa, el libro de historia comenzaba un año tras otro en la prehistoria, para continuar con los romanos, grecia, etc y raramente llegar más allá de la Edad Media.

Al año siguiente, en lugar de continuar con la línea temporal, volvíamos a la prehistoria, ampliando datos sobre lo estudiado anteriormente, luego Grecia, Roma, etc. etc. etc.

Nunca, hasta COU -ya veis que soy algo viejuna-, recibimos información sobre nada que hubiese sucedido más allá del siglo XVI o similar. En lo que se refiere a España, nunca estudié la guerra civil, la transición, ni los años anteriores ni el siglo XIX.

Mi interés por la historia hizo que me informase, y leer un periódico de vez en cuando bastaría para tener una idea sobre ese tema concreto que comentas, pero la organización curricular tiene mucho que ver con esa ignorancia sobre la historia contemporánea.

Anónimo dijo...

Hola, es la primera vez que leo tu blog y considero que la entreda es bastante buena.
Yo hace tiempo que tengo una teoria similar, nací en el 81 y me pillo la EGB ,En Bup repetí y cursé un curso de la nueva "ESO". En todos y cada unos de los cursos en los que se incluia las asignaturas de Historia llegamos a estudiar la Guerra civil española, ni el siglo XX. y si llegabamos se veia rápido y a grandes rasgos, vamos que lo que conozco de dicha guerra es por que mi abuelo luchó en ella y de lo que yo misma me he interesado.
Incluso se añade el hecho de que mi colegio se llama Miguel Hernandez y gracias a eso tengo mas nociones al respecto.
En resumen, conocemos mejor guerras americanas por las peliculas de hollywood que las nuestras (yo la unica que he visto ha sido libertarias, orientada al papel de la mujer en la lucha)
Un saludo

VaeNkiel dijo...

Pues sinceramente, estoy totalmente de acuerdo con la entrada.
(Reconozco que es la primera vez que acudo a tu blog, y no negaré que la ayuda de meneame a venido bien, jejeje).
Me gustaría destacar la depravación que sufre la sociedad actual y que como decís se ha inculcado a los niños la cultura de lo facilón y del menor esfuerzo. Yo mismo, a punto de ser ingeniero (si mis 5 añitos me ha costado), me paro muchas veces a pensar en si me equivoqué o no, dado que todos mis amigos, tienen hoy coches grandes y bonitos, salen de fiesta a todo trapo, videoconsolas ultima generación, ordenadores último modelo, algunos con sus pisos/casas y yo...vivo con mis padres y a lo más que me llega es para un coche de segunda mano con un empleo cutre por horas. Es para pararse a pensar en que falla en esta sociedad, cuando además el panorama que se me presenta al terminar la carrera con nuestra querida reforma de Bolonia es de apaga y vámonos.
A mi en el instituto, siendo un alumno con la nota más baja un 8, me recomendaron hacer un ciclo formativo, cosa que es para pararse a pensar...Aunque por lo que leo yo si tuve suerte en el Bachillerato, y tope con un profesor que impartió historia con énfasis y analizando desde la primera república hasta la transición de forma minuciosa, y al cual le estoy enormemente agradecido por el apetito de cultura que dejo en mi.
Por último, refutando un anterior comentario, me gustaría destacar que es bastante más importante la historia que la economía, porque decir que la crisis que vivimos hoy (y eso sería otro tema para analizar, porque crisis para las clases medias, lo más ricos, siguen enriqueciéndose aún más), es por falta de conocimientos económicos, es para hacerlo ver, porque la crisis no ha sido precisamente por falta de conocimientos, sino porque algunos se han pasado de listos. Además, si algo sabemos es que el hombre es el animal que tropieza varias veces en la misma piedra, y no digo que con la historia se puedan evitar esos tropiezos (que creo que si), pero si que se pueden mitigar sus daños, como en esta crisis, que en cierto modo se parece al crack del 29 (cosa que ya sabrías por otro lado ;))

Juzam Djinn dijo...

Todo lo que dices me parece estupendo y lleno de sentido... excepto el pie de foto del payasísimo.
No estoy de acuerdo en que llames señor a ese personajillo que nos robó 40 años.

Anónimo dijo...

Yo hice EGB, pero al final de cada curso el temario se alargaba demasiado y no daba tiempo a estudiar la historia reciente.

Lo atribuyo a dos motivos:
- El profesor no quiere "mojarse politicamente", quizas porque en el pasado le haya causado problemas con padres de alumnos que hayan considerado que esta adoctrinando a su hijo.

- El profesor da por hecho que todo el mundo conoce lo que ocurrio en nuestra historia reciente, que es algo que "todo el mundo lo sabe". Lo saben porque lo han vivido. Pero si eres una persona que acaba de llegar al mundo hace relativamente poco y tus intereses no son la historia moderna (sino otros mas propios de tu edad), a no ser que te lo cuenten expresamente en el colegio no hay forma de que lo sepas.

Anónimo dijo...

Cuando leí ese título pensé que se trataba de una duda de carácter existencial ¿realmente alguien ganó la Guerra?, más que una ignorancia suprema.

HaScHi dijo...

Yo no llegué a hacer ningún curso de la ESO, sólo de Bachillerato, y fue en 1º de Bachillerato donde dí historia contemporánea.
Lo digo como apunte, quizá esa chica aun no había dado ese tema porque lo daría el año siguiente (aunque ahora que lo pienso, sigue siendo lamentable que esa parte tan importante de la historia del país no esté en la educación obligatoria).

sebasstyle dijo...

Buen artículo.

Yo añadiría, que no sé si es de la parte que callas, que los colegios se han convertido en "almacenes" de niños, donde interesa que pasen tantas horas posibles, como sus padres trabajen.

saludos!

Milhaud dijo...

La verdad es que a mí también me has dejado sin palabras. Tengo un sobrino de 18 años, y por suerte le gusta la historia, así que ahora mismo está muy puesto en la historia de España e Internacional del siglo XX... pero la realidad es que todo lo que sabe lo ha aprendido este último año.

Antes de eso, a lo largo de 17 años estudiando en el colegio, jamás le nombraron la guerra civil, las guerras mundiales, la revolución rusa, la caida del comunismo, la guerra de los Balcanes, la guerra fría, el holocausto, la guerra de Corea, la guerra de Vietnam, la guerra del Golfo, la dictadura de Franco, la subida de Hitler al poder, el auge de los fascismos, la descolonización...

De hecho, sólo hace unos meses volvió de clase sorprendido de que antes de la 'actual guerra de Irak' hubo una a comienzos de los 90, y pocos meses antes le había pasado lo mismo con el hecho de que Hitler hubiera un mandatario electo democráticamente.

Sobre las causas, bien puede ser una combinación de todas las que expones, pero pondría especial hincapié a la falta de interés fomentada por uina sociedad en la que parece que es más importante fumar a los 12 años que saber quién es la capital de Portugal ¬¬'.

Anónimo dijo...

Buenas, seguramente habrá quien le parezca ofensivo decir que yo tampoco sé quién ganó la guerra.

Las guerras no se ganan, nunca. Nadie. Todo el mundo pierde y ésta no fue una excepción.

Perdió el bando republicando, perdieron los que quedaron - fueran Nacionales o no - perdemos hoy en día todos cada vez que alguien intenta inculcarnos que aún hay dos Españas y que quedan heridas abiertas.

La guerra la perdimos todos. Los muertos, muertos están y los demás tenemos cosas más importantes en que ocuparnos para seguir vivos. Una de ellas, sin lugar a dudas, es aprender que hubo una guerra y cómo empezó, y que acabó, y que los jóvenes de hoy - que mal que a algunos les pese, heredarán el país - les importan bastante poco esas "heridas y desagravios" esos Nacionales malos-malísimos y esos honrados luchadores republicanos.

Ni lo uno ni lo otro, fue una guerra, insisto. Nadie ganó y hoy en día el frente de batalla es el empleo, a economía, la educación ... no los honores perdidos ... dedicaremos tiempo y dinero a eso cuando nos hayamos aburrido de arreglar cosas que importan a los que vienen, no a los que ya estuvieron.

Decía, creo, el Sr. Unamuno que es mejor ser más padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado.

El conocer la historia es bueno, pero no hay que insistir en removerla una y otra vez ...

Anónimo dijo...

Yo soy una de esas alumnas de hace 10 años, donde la EGB paso a ser ESO, salí de 8º EGB para entrar en 3º ESO ... creo que fue el mayor error que pudo existir en mi vida, ya se que no podía escogerlo, pero es que menuda ******* de enseñanza, recuerdo que los primeros días de clase fueron caóticos, había alumnos que no había forma de que se callaran, dejaran de tirar libros etc, hasta que a la semana siguiente una profesora no podía más y empezó a preguntar sobre el graduado escolar, aquí viene lo acojonante del tema, de 30 alumnos solo 6 lo teníamos aprobado, a mis padres casi les da un jamacuco, esta profesora no se lo podía creer así que pidió los expedientes y si, se confirmó 24 alumnos en una sola clase sin graduado escolar aprobado ... ahí vi que mi futuro se iba por la borda, todos esos años sentada delante de la tele con mis libros de sumas y gramática, intentando sacar todo lo mejor que podía y llego al instituto y me encuentro con semejante panda de ********** ... solo os puedo decir que fueron los 4 peores años de mi vida, incluso llegue a 2 de bachillerato queriéndolo dejar, de ser una niña apasionada por la química, a ser una mujer que solo pensaba en salir de aquel sitio asqueroso para buscar una mierda de trabajo, así al menos tendría dinero para comprarme la ropa que me gustaba ..... han pasado muchos años, y ahora tengo un ciclo formativo superior y soy ingeniera química, pero eso solo se lo debo a mis padres, quienes me educaron, me proporcionaron las armas psicológicas necesarias para sobreponerme a tal mal trago que tuve que pasar, derivó en una depresión que hoy por hoy esta superada, pero que en aquellos momentos no quería ni siquiera seguir viviendo en aquel infierno. Así fue mi educación secundaria, un trauma para mi, un follón de mucho cuidado para mis padres, un fracaso total. Espero que este tipo de situaciones no sigan dándose.
Lo divertido era que los 6 estábamos sentados alrededor de la mesa grande del profesor y los otros tenían hecho un corrillo atrás en el cual jugaban a cartas, dados y demás. Por suerte en 4ºESO la cosa cambió, un poco ...

A dijo...

Revisa los sobretodos, a un filólogo, que supongo que lo eres, no se le puede perdonar.

ferfrate dijo...

A ver, qué quieres que te diga. Cuando yo estudiaba, que me pilló toda la reforma y la contrarreforma de la Logse, se llegaban a repetir cursos enteros de Historia. Pero no fue hasta 2º de Bach. (antiguo COU) cuando llegamos a la guerra civil. Y la dimos de pasada, según el iluminado de aquel momento, un interino de turno, aquello nunca caía en Selectividad. Al igual que dejó por dada la 2ª G.M, que según él tampoco caía. Y en Selectividad, cayó la Guerra Civil. Por suerte, ya en aquella época me gustaba leer más de lo que nos daban.
Hoy día, con una carrera, un master y casi un doctorado he seguido leyendo y aun así desconozco mucho de lo que me gustaría saber. El problema es que los críos en este país son hiperprotegidos y tratados como tontos integrales, cuando tendrían que estar leyendo a Costa a los 14 años para entender la España del XIX. Y en último término, lo necesario es crearles curiosidad por el Pasado. Pero eso es lo más difícil cuando los padres en casa le pueden decir "dile al fascista de tu profesor que se calle la boca" o "yo he trabajado muchos años sin saber nada de eso"...

Anónimo dijo...

La verdad es que, a estas alturas, yo tampoco lo sé. Lo que sé es que la guerra la perdimos todos.

Anónimo dijo...

yo soy del 76 y en mi época era igual que como cuentas. Desde EGB a COU, la historia mal contada, la guerra civil nada, algunos filósofos tampoco, y la mayoría de asignaturas etéreas en cuanto al interés que generaban, y las clases se hacían largas y poco motivantes. Educación física y dibujo (y luego más tarde informática) eran las interesantes para la mayoría -"quimis", que es la primera vez que lo escucho, también había-.

En cambio en la carrera, que elejí pero no terminé, si encontré un par de asignaturas apasionantes, gracias a profesores excepcionales.

Todo esto en privados. Abandoné la carrera por que mis aficiones, las que me ocupaban la mayor parte del tiempo, forjaron un futuro laboral, profesional y personal para mi, y ahora vivo bien, ni me falta ni me sobra, con hijos, feliz y con buenas perspectivas, con las ambiciones justas y con un sentido de justicia que me ha acompañado de siempre.

Eso si, yo era de los que cuando no iba a clase era porque tenía un buen libro entre manos y estuve gran parte de mi juventud no laboral precisamente estudiando todo lo que no me enseñaban en multiples terrenos, como los grandes avances en ciencia y tecnología, la evolución política de nuestro mundo desde diferentes ańgulos, y el arte y la cultura en general.

Lo dicho, feliz salvo por tener la sensación de que la sociendad se está quedando sin referentes ni motivadores que no sean de plástico, y eso al final nos afectará a todos.

En general comparto las ideas y opiniones del post. Este tipo de debates, entre personas que sufren los problemas, es lo que debería abundar más en los medios.

salud

Anónimo dijo...

A ver, yo me crié y eduqué creo que con la última reforma que valió la pena, la LOGSE, aprendí a leer con las cartillas y a escribir con cuadernos rubio de caligrafía...si, nací en 1972, y tengo dos hermanos menores del 76 y del 82 que han probado sendas reformas cuando les tocó...y como decía sinceramente mis padres si vieron que yo estaba más preparado que ellos (mis padres) a su edad, y que mis hermanos no.

Así que estoy seguro que la etapa que me tocó "estudiar" fue la mejor de las que después vinieron.

A todo esto he de admitir que estudié en un colegio de curas, y que al salir en COU a un instituto publico, me di cuenta que el nivel que había recibido de estudios y exigencias era muchísimo mayor, y a la larga fue el mejor.

Sin embargo algo que creo tuvimos además en esta educación que recibimos los de mi generación, es motivación, crítica y enseñanza. Cosas que después se han perdido, quizás por la coyuntura de los tiempos que vivieron mis hermanos, o simplemente por el acceso a la carrera de Magisterio de todo aquel que no se planteaba ninguna otra salida profesional, sin interesarle lo más mínimo el enseñar y quedándose sólo en un mero lector de libros.

Lo que más he criticado de todo este tiempo en materia de enseñanza es la dichosa manía de contarnos la historia de España, una y otra vez, como si fuera algo memorable. A mi mire usted el no olvidar el pasado es no avanzar, al contrario de la famosa frase de no repetir los errores del pasado, lo cual creo va innato en el hombre sepa historia o no.

Anónimo dijo...

Desde la experiencia como alumno, lo de las clases magistrales no estoy de acuerdo, una clase participativa es en la teoría muy bonita, pero en la práctica una perdida de tiempo para los que les interesa y un fastidio constante para los que no, puesto que presupone una predisposición del alumno y no es asi. A mi me encantan las clases de historia del arte, pero de 3 clases 1 es participativa, he optado por saltarme sistematicamente esa hora a no ser que demos clases magistrales.

Yo apostaría por un cambio de mentalidad tipo poner a Punset a las 3 de la tarde y a la Belén Esteban a las 3 de la mañana, si en vez de ensalzar al cientifico, ensalzamos al torero, asi nos irá.

Anónimo dijo...

Creo, que ni mucho menos se incentiva el conocimiento, ni se busca la cultura general. Se busca que los chavales tragen, y tragen, para llegar a estudiar lo que ellos quieren. Para entonces, ya estaran tan acostumbrados a tragar, que no sabran hacer otra cosa.

Sergio dijo...

Completamende de acuerdo con todo lo que dices, y no es nada raro conocer a niños que no saben ni quien es Primo de Rivera, ni Franco, y Hitler a algunos les suena solo...este es el futuro de España, espero que los pocos que sepan en el futuro dirijan el país porque sino políticamente estaríamos como ahora.

Y con lo de la educación concertada, veo mas bien que la educación debería de seguir siendo publica ante todos los medios pero fuera de las manos de los políticos, es decir un ente publico por llamarlo de alguna forma controlado por los mismos educadores, nada de políticos ni de religiones ni nada no relacionado con la cultura y el aprendizaje libre.

Un saludo.

Elrohir dijo...

los alumnos reciben con la misma prioridad contabilidad e historia. Obviamente, una es más importante que la otra, y sobra decir cuál.
Discrepo de esto, hay muchas familias que se endeudan y que, en mi opinión, no tomarían las decisiones que toman con un poquito más de formación de económicas.
El resto chapó.

Anónimo dijo...

Yo discrepo en ... nada.
Fuera de afinidades o discrepancias ideológicas creo que es un buen retrato de como está la educación en estos momentos, se ha pasado del adoctrinamiento de épocas pretéritas a quien sabe que, y solo espero que esto no sea mas que dejadez por parte de los gobernantes y no algo peor, una forma de aborregar para poder pastorear con mas facilidad.

Anónimo dijo...

"una forma de aborregar para poder pastorear con mas facilidad" ...qué grandisima la frase cuánto contenido carga..

Anónimo dijo...

Summerhill, palabra mágica, que por lo leído, no hay comentarios, una educación curiosa, un tanto jipi, pero demoledora y sincera; La verdad, es que salía gente agradable y con ganas de aprender, después de años jugando y aprendiendo, primatemórficamente hablando, la sociedad actual,aún más que aquella, sigue en su retrogradación dando problemas, en vez de solucionar las cosas sencillas como son el gusto por aprender y saber lo que a cada uno puede llegar a gustarle. Buen post,no creo que haya muchos ed--, profesores que conozcan aquel "colegio", al menos, no tantos como sería deseable.

Anónimo dijo...

Cuando he llegado a la foto del "payasín" he dejado de leer, es típico de un payaso, representar otro "payaso" hacernos creer que los que perdieron fueron los vencedores, y los vencedores perdieron la guerra, sin explicar, no la represión que hubo al final de la guerra, sino la incial, antes de que estallara, y en plena era republicana, ¿qué fue lo que produjo el estallido militar? No soy conservador, ni pro-falangista, pero si era un subnormal como Zapatero con un montón de subnormales como el que escribe este blog, es normal que estallara una puta Guerra Civil.

Bugy dijo...

Yo hace 8 años que deje el instituto, hasta 4ºESO el curriculum de historia de entonces no contemplaba nada sobre la guerra civil ni de la republica, ni nada de nada, eso se dejaba para "Historia de España", asignatura obligatoria en 2º de bachillerato, pero claro, siempre pensé que era un disparate que los alumnos puedan terminar sus estudios considerados "mínimos" y obligatorios sin saber nada de nada sobre historia de españa

n.S. dijo...

Muchas gracias a todos por los comentarios. No os podéis hacer una idea de lo contento que me siento al ver que mis ideas pseudoapocalípticas sobre la enseñanza pública son compartidas y además no caen en oídos sordos. No tengo tiempo, espacio ni inteligencia para contestar a todos los comentarios. En honor a tres o cuatro cazagazapos ;-), ya he cambiado los "sobretodos" que se habían colado... juro que pulsé la barra espaciadora.
Aprovecho para volver a recomendar Summerhill. Saludos!

Ferran dijo...

Me encantó tu post.

A mí se me pone la piel de gallina cuando oigo a niños de 8 años diciendo lo de "El orden de los factores no altera el producto".

Me entran ganas de preguntarles si saben qué es orden, qué es factor, y qué es producto.

Y luego preguntarle, quien es el imbecil que te ha enseñado eso, y quien es el idiota del Ministro(s) que manteniene ese sistema.


Era por poner un ejemplo.

Salud

Anónimo dijo...

mientras leía pensaba que a ti te gustaría leer summerhill, es curioso...
No se si conoces al grupo de investigacion GAIA (grupo andaluz de investigacion en el aula). Tienen un buen proyecto de educación. Las materias se organizan por áreas de investigación del médio y a través de estás investigaciones los alumnos se dán cuenta que tienen que valerse de las matemáticas, lengua, gaografía etc. y aprenden lo que necesitan. Siempre coordinando todas las materias a la vez para una sola unidad de investigación. (en resumen muy resumido)

lo que pasa es que creo que el gobierno está más interesado en formar a borregos... y para eso hay que tener borregos que enseñen...que casualidad que magisterio siempre tiene las notas más bajas de acceso a la universidad, y que maestro de vocacion no se ha encontrado con el 70% de sus compañeros estudian magisterio porque no les dio la nota para lo que querian? total, yo cogo mi libro, lo abro , lo leo en clase, mando mis ejercicios, trabajo 6 h al dia , y cojo todas las vacaciones.

asi nos va....

Anónimo dijo...

Primero, no me parece tan grave. Como ya han apuntado por ahí, raro es cuando da tiempo a llegar a los últimos capítulos.

Pero pensándolo un poco más, lo encuentro incluso esperanzador. Con los tiempos que corren, donde una buena parte de la población parece no haberse enterado aún de que la guerra acabó, Franco murió, y llevamos ya décadas de democracia, el que haya una nueva generación que no ande clamando venganza por unos crímenes del año de maricastaña o venerando a una dictadura que ya era un anacronismo con la conclusión de la II Guerra Mundial, es una señal de que llega a su fin una siniestra etapa de nuestra historia. Los fascistas y los antifascistas se van a ir a hacer compañía a los de la Guerra de la Independencia o a los Tercios de Flandes en los librotes de historia, donde deberían estar desde hace más de cuarto de siglo.

No lo veo mucho más grave que el desconocer quien ganó la Primera Guerra Carlista o la Batalla de Lepanto. Es más, lo raro es que haya tanta gente obsesionada en darle muchísima más importancia de la que en realidad debería tener en 2010, siglo XXI.

Anónimo dijo...

Lo grave no es eso, puesto que el temario no incluye la guerra civil hasta las 2 últimas semanas de clase, lo grave (y te invito a comprobarlo puesto que yo lo he sufrido en carnes propias) es que la historia de España se la sigue tratando como durante el franquismo (a diferencia de que ya no fue una cruzada el golpe de estado), las revoluciones campesinas de la edad media (los comuneros pej) no se estudian más allá de donde se produjeron,la invasión del reino de Aragón por parte de las tropas castellanas (lo que es denominado las alteraciones de Aragón) no se explica correctamente ni en esta comunidad autónoma, las diferentes curiosidades históricas que precedieron al nacionalismo Vasco no se explican (libertad de poner las fronteras arancelarias donde quisieran, que, Vizcaya, creo recordar se uniera voluntariamente al reino de Francia y tuviera que ser "comprada"...) no se comentan ni como nota al pie de pagina.
Los 2 únicos datos históricos relacionados con revoluciones populares que se explican , en mi opinión, bien, son el motín de Esquilache, la declaración de Cartagena Como cantón independiente y la decisión por parte de Riego de no ir a América, permitiendo que la independencia de las colonias fuera más fácil

La enseñanza de la historia en España apesta (pregunte usted a sus alumnos sobre estos temas que le he citado), además te enseñan datos y no razones de por que suceden las cosas y escasas veces la relacionan con algo que no sean artes plásticas (ni música ni literatura suelen ser usadas por los docentes)

Anónimo dijo...

Y por cierto, tanto las clases de literatura que se estudian en este sistema educativo como las que se estudiaron en los anteriores me parecen una mierda pinchada en un palo.

La literatura no es un hecho aislado restringido territorialmente, sino que las distintas literaturas nacionales se influencian unas a otras. Es más, la Literatura, con mayúscula, es universal. Me parece vergonzoso que se tenga que estudiar a escritores de segunda para rellenar el currículo. ¿Pero cómo se puede estudiar a Delibes obviando a Shakespeare? Y no ya por por estar a años luz en cuanto a relevancia en las Letras -que lo está-, sino por dramaturgo. La novela, le pese a quien le pese, es un género menor. El hecho de que se estudien exclusivamente novelistas españoles en lugar de la Literatura Universal, me parece tan ridículo como si se enseñara música y se diera relevancia a la «La verbena de la Paloma» sin mencionar «El anillo del nibelungo», so pretexto de que la primera es española, ya no equiparando la zarzuela con la ópera, sino encima centrándose en la primera. Incluso la falsa excusa regionalista pierde queda invalidada al preguntarse cosas como cuántos estudiantes de Secundaria, lectores accidentales de Delibes, conocen a Calderón.

Puedes alegar, no sin cierta razón, que se trata de clases de Lengua Española. El grado de razón que te asiste, más que nada, porque no es tu culpa, sino que es de un sistema que parte de una premisa falsa: considerar la lengua un fin por sí mismo y no un mero instrumento. Tal vez para un filólogo así lo sea, o con fines menos legítimos, para un político. Pero para la mayoría no es sino un instrumento para comunicarse o, en el caso de la literatura, de esparcimiento: como la televisión o el cine. Después de todo, ¿no concibe el artista su obra para que sea disfrutada?

Anónimo dijo...

Coincido contigo en algunos aspectos del fracaso del sistema escolar actual, aunque discrepo en el número de horas lectivas. Creo que 8 horas están bien aunque podría haber menos horas de clase teórica y más prácticas educativas que hagan al alumno pensar.

Anónimo dijo...

La propia estructura de las asignaturas desmotiva (repetir año tras año las mismas cosas y llegar con el tiempo justo a ver las nuevas).

El cuerpo docente deja mucho que desear (hablo de mis experiencias en centros concertado, aunque podrían hacerse extensibles al resto de centros, según me han contado).

El estado prefiere borricos inútiles que mentes inquietas, eso es un hecho, pero la cadena de fabricación empieza antes de las series nocturnas, y acaba más allá dela última hora lectiva:
Educar en el sistema no es sino domesticar, socializar, y, efectivamente, propiciar desde pequeños, y con el fin de hacerlas soportables por lo cotidiano, situaciones de abuso de autoridad ilógicas y las más de las veces, surrealistas.

PS. 4 profesores en mi larga carrera de "estudiosa" se salvarían del método "llego-a-clase,-suelto-mi-rollo-y-a-ver-si-acaba-pronto-el-día". Juro que el 99,9 % restante hubiera tenido que fingir algún tipo de enfermedad súbita de haberse dejado "El libro del profesor" en casa.

madreselva estudios dijo...

¿solo 5 teorías? el sistema educativo convencional necesita todo un tratado para analizar sus carencias. Nunca me interesó la cultura, hasta que comencé a aprender por mi cuenta...

Anónimo dijo...

Se te ha olvidado un posible motivo:

- Tener educadores como tú, que a buen seguro proporcionan una enseñanza subjetiva y sesgada.

Posiblemente me equivoque y, de hecho, espero que así sea por el bien de tus alumn@s...

kike dijo...

Tal vez sea mejor así.

Ismael Parras Ramirez dijo...

Muy buen post, felicidades, me hace mucha gracia cuando se critica la educación actual, muchas de esas criticas dan por hecho que los alumnos estan inmersos en unas clases con una metodologia revolucionaria, cuando la realidad es que pese a que haya pizarras interactivas y ordenadores, la enseñanza se sigue basando en la leccion magistral.
Aqui os dejo un enlace a mi blog Es sobre summerhill, por cierto esa es una critica habitual tambien se habla de buenrollismo en la educación, de permisividad de que no trabajan los alumnos, mentira, si habeis ido al colegio en los últimos 50 años pues ya sabeis como es la educación actual, igual.
://formadores-ocupacionales.blogspot.com/2009/12/summerhill-la-escuela-democratica.html

Anónimo dijo...

Mi opinión es que ha habido un ánimo deliberado de que la guerra civil y el posterior genocidio vaya siendo olvidado por la población de cara a conseguir el pleno efecto deseado por los criminales.

n.S. dijo...

El enlace que Ismael Parras ha puesto está incompleto. Aquí lo tenéis:
http://formadores-ocupacionales.blogspot.com/2009/12/summerhill-la-escuela-democratica.html
"Desde la experiencia como alumno, lo de las clases magistrales no estoy de acuerdo, una clase participativa es en la teoría muy bonita, pero en la práctica una perdida de tiempo para los que les interesa y un fastidio constante para los que no"
Me gustaría comentar esto porque creo que aquí no hablamos de lo mismo. En cuanto a vías de hacer una clase participativa, existen miles de formas, unas mejores que otras. Preguntar a los alumnos antes de explicar conceptos que ya conocen (p.e. "¿quién me explica qué pasó en la guerra civil?"), pedir a los alumnos que se preparen el tema por su cuenta antes de dar la lección para que hagan una exposición en clase el día que se va a explicar la materia (p.e. "Fulanito, lee el libro y mira en wikipedia a ver qué puedes averiguar sobre la guerra civil, porque el martes la clase la damos entre tú y yo"), o entregar material audiovisual para que los alumnos reconstruyan los hechos o la teoría mediante inducción, en vez de contárselo tú. Todo eso son modelos de clases participativas, que huyen del típico "vamos a hacer un debate" en el que al final solo hablan dos alumnos que siempre acabam saliéndose del tema. Solo hay que ser original, las formas de hacer la clase entretenida son infinitas.
Amigos, ojalá los comentarios que escriben aquí vayan firmados, si tienen blogs o páginas, que así puedo yo interesarme por lo que escriben. Inclusive los que nos insultan... :-S
Saludos!

pobrecito hablador dijo...

Añadir cuatro ideas:
1º Carencia de autoridad y referencia para nuestras vidas, no solamente la de los jóvenes, los adultos también las tenemos. Tenemos que preguntarnos por qué el mundo es así, y cómo los propios profesores y la sociedad afronta la realidad. Si ha triunfado el materialismo, y el "racionalismo totalitario" de la tecnociencia (ojo...no critico la ciencia, critico la instrumentalización de la misma!!!), los niños/as reproducen ese triunfo.
2º Ausencia de valores + faltas de propuestas vitales: vivimos una sociedad en transición y los niños/as del presente vienen inmunizados a un montón de historias y problemas que ya no sienten. Sus cerebros son eminentemente prácticos y materialistas, sus límites mentales son los límites del pensamiento dominante.
3º Crisis de las instituciones debido a la complejidad global: familia, género, religión, trabajo, tradición...todo está relacionado y puesto en duda en el presente...los chavales/as no son tontos y se dan cuenta y se aprovechan como sujetos narcisistas que son (porque la sociedad de las experiencias individuales hace que seamos narcisistas)....

4º POR PARTE DE LOS POLITICOS TECNOCRATAS: tienen claro que APRENDE EL QUE QUIERE, y que la base de la educación ya no es trasmitir conocimientos (eso lo puedes hacer por internet) sino que el niño/a esté integrado en la sociedad.
Como la sociedad es una sociedad del conformismo, se educa por tanto a seres conformistas.

Y rompiendo una lanza en favor del pensamiento postmoderno: ¿qué valores universales podemos transmitir sin caer en categorias totalitarias?

Y en eso, los super listos intelectuales que ganan pasta vendiendo libritos, llevan unos cuantos años debatiendo.

y los profes, como yo, estaremos jodidos viendo lo poco que se puede hacer por el alumno/a al borde del desvío social, y viendo cómo el que viene de una familia triunfadora, seguirá triufando...

n.S. dijo...

Pobrecito hablador, interesante reflexión... Yo soy un enemigo a ultranza del posmodernismo. " ¿qué valores universales podemos transmitir sin caer en categorias totalitarias?"... ¿no es eso ya, el relativismo, una categoría totalitaria? Bueno, no quiero entrar en ese tema :D que nos desviamos. En realidad estoy de acuerdo con lo que dices (80% para mí es suficiente consenso).
Quería comentar, que antes se me ha olvidado, este comentario: "considerar la lengua un fin por sí mismo y no un mero instrumento. Tal vez para un filólogo así lo sea, o con fines menos legítimos, para un político. Pero para la mayoría no es sino un instrumento para comunicarse o, en el caso de la literatura, de esparcimiento: como la televisión o el cine. Después de todo, ¿no concibe el artista su obra para que sea disfrutada?".
¿Y quién ha dicho que el esparcimiento no tenga que ser educado? A fin de cuentas, el hombre es ocio; frente a Belén Esteban (nuestra archienemiga) o la cocaína, prefiero que el niño se esparza con Arte y Literatura. Al final, el ocio es parte de la educación, y no una parte poco importante.
En cuanto a la lengua como medio... Me parece que ahí tienes toda la razón. De hecho, creo que de ese diluvio de materias que sobran, la primera debería ser el análisis sintáctico, la teoría de la lengua, el análisis de textos e incluso la historia (repito, historia) de la literatura, a favor del desarrollo de unas capacidades expresivas satisfactorias (mis alumnos no conciben que haya palabras para definir estados de ánimo más allá de los cuatro estados del messenger), y unas capacidades lectoras, literarias y no literarias, que abarquen algo más que decir de qué corriente literaria es un texto, y que incluyan, dios nos ayude, la capacidad de disfrutar un texto literario. Eso tendría que ser la clase de lengua y literatura, y no aprender a diferenciar entre complemento predicativo y complento circunstancial de modo, diferencia que, por lo demás, es bastante absurda.

Anónimo dijo...

Muy buena reflexión, totalmente de acuerdo.Sólo un pero; no sé por qué un fontanero tiene que cobrar menos que un titulado. A fin de cuentas, se supone que todos estamos aquí para trabajar. Unos de fontaneros y otros de, por ejemplo, administrativos en una asesoría. A lo mejor el problema es que hay muchos "titulados" y es por eso que se les paga menos que a los pocos fontaneros buenos que hay.

No creo que lo importante de la educación sea que tengamos un título, sino que aun siendo fontaneros, entendamos por qué está mal que ciertos sectores hayan conseguido anular el único proceso en 30 años mediante el cual se intentaba aclarar qué había sido de muchas personas desaparecidas en la guerra civil, por ejemplo.

Pd: no soy fontanero.

Anónimo dijo...

El problema del sistema educativo es que lo llaman educacion cuando deberian llamarlo instruccion. Porque al cole no vas a aprender a pensar, vas a aprender a obedecer.

Anónimo dijo...

¿donde estan los jóvenes que no fueron a la Universidad porque colocando ladrillos se gana más? cuando un becario es ignorante es más valioso porque no se revela contra el sistema

Juan Soto dijo...

Brutal lo que comentas en este entrada del blog. Brutal. En realidad la escuela como se entiende a día de hoy persigue objetivos bien diferentes a los que pregona.

¿ Que es lo que de verad enseña la escuela?

Un saludo

Jamonyorker dijo...

No me critiquéis la foto del payasísimo, que la hice yo hace unos años! Franco was a clown and that's a fact

Anónimo dijo...

He dado cont u blog por casualidad a través de meneame.. Actualmente preparo oposiciones para secundaria y bueno, aparte de alucinar con lo que cuentas al comienzon del texto... no puedo estar más de acuerdo con el análisis que haces posteriormente..
Mientras siga habiendo profesores con vocación, hay esperanza! ;)

Anónimo dijo...

A mí, según voy viendo las cosas últimamente (sociedad, cultura, política...) aun no me queda claro quién gano la guerra civil. Por otra parte a mí en la escuela nadie me enseño quién gano la guerra civil (temario demasiado extenso y no entraba ese año en la selectividad) pero se quien la gano, si hay alguien que no sabe quien gano la guerra civil es porque o es un cazurro o no sabe leer, es ciego, sordo o algo por el estilo. En la vida hay que currarse las cosas y solo por el texto descrito de "Cinco horas con Mario”, se puede contextualizar y sacar las conclusiones correctas sobre el tema. ¿Demasiado complicado? el problema no es la formación, ya que nosotros no tenemos esa clase de problemas. Recordemos lo que es formación básica y luego ya no divertiremos ociosamente con lo demás.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con que la educación está terriblemente mal y sólo en algunos colegios vale la pena. Pero es que en los colegios privados es muchas veces donde se acomoda más la gente, salen niños ricos, mimados, aborregados por esta estúpida sociedad híper capitalista, y lo que es peor, sintiéndose muy superiores a los de la clase baja, los de la escuela pública. En mi caso he ido toda mi vida a concertados(ahora estoy en 2ºde Bachillerato y estoy empezando a aprender y a tomarme el aprender EN SERIO, y sí, hacemos demasiadas horas y demasiadas asignaturas!!!:S por fin estoy en Artes y me encanta lo que hago. Y no soy ninguna cazurra ni ninguna borrega.) Y en todas partes hay de todo, niños que se matan por ser alguien mejor que los de su lado en la escuela pública pero, ¿con el ambiente que hay? Realmente fallan muchísimas cosas, la conciencia de la sociedad(lo que dices de los padres que faltan totalmente el respeto al profesor y apoyan al hijo), los profesores que no saben enseñar ni motivar(Vengo de un colegio no especialmente caro, un precio razonable pero con una mayoría de profesores BUENOS de verdad, que realmente te formaban personal y académicamente. En la primaria mis profesores fueron una panda de inútiles, sin ir más lejos. Ahora en el que estoy hay de todo, pero ya te digo. Se nota la diferencia. Que soy yo la que se pone las pilas, pero que los profesores no ayudan mucho(algunos)). Perdón por mis faltas de ortografía, que alguna habré dejado por ahí.
Fallan muchas cosas, la conciencia de sociedad, la orientación profesional(Se nos corta las alas a los artistas de una manera IMPRESIONANTE) y lo que mueve el mundo no es ganar dinero, lo que lo mueve es el espíritu crítico, el ser emprendedor y el tener las ideas claras y ser inconformista. Si no, ¿quién narices mejorará esta mierda de mundo, ni que sea un poquito? ¿¿Los ricos, desde sus chalets de millones de euros, Raidmans?? Mejor dicho, si el dinero es lo que mueve el mundo, entonces Belén Esteban es lo más de lo más, ¿no?
No he mirado ´los autores de los comentarios pero en uno pone que en la escuela aprendemos a obedecer...Depende de la escuela. En mi escuela el año pasado mi profesora de 1º de Bachillerato nos dio una charla larguísima de que fuéramos críticos y forjáramos unas opiniones propias. Varios profesores nos lo dijeron. Mis padres han intentado hacerme ser "obediente" toda mi vida, no sé por qué. Ahora me estoy preocupando un poco por ello, si porque quieren que sea una borrega o porque ellos lo son sin darse cuenta. Mi madre y mi hermana lo son, sin duda. Totalmente, pero por suerte nunca hice demasiado caso a nadie con lo que tenía o no que hacer. Lo que me ha quedado claro es que si tengo un hijo NUNCA le voy a imponer nada y le haré ser "obediente". JAMÁS.
Gracias por estos posts de "subnormales", como decía alguien por aquí.

Anónimo dijo...

Mira(soy la misma que hablaba sobre lo de aborregarse y que estaba de acuerdo contigo sobre lo del sistema educativo), pues quizás me lo piense y me ponga a impartir clases de lo que estudio. Antes no lo hacía porque no me gustaba; ahora si no lo hago es porque creo que no llegaría al nivel NECESARIO para ser un profesor con todas las letras, aquel que te abre los ojos, que te forma realmente y aprendes de verdad con él; que realmente ENSEÑA y te ayuda un poquito a sobrevivir en este mundo. Yo, por suerte, he tenido muchos así en la ESO y el Bachillerato(hasta 1º, en 2º me cambié). Y no era ni especialmente caro(además daban becas a los que no tenían recursos económicos) ni privado.
La labor de un profesor es tan o más importante que la de un médico, por ejemplo(lo pongo porque está en un status increíblemente alto el oficio de doctor). El profesor de verdad te forma personalmente, no te recita los conceptos del libro y ya está. Aunque para eso está más el tutor que el profesor. Pero encuentro que es una profesión de MUCHÍSIMA responsabilidad y ahora ponerme a dar clases me daría un poquito de pavor, la verdad. Aunque creo que lo haría mejor que otras personas que lo hacen porque "es un trabajo muy cómodo", como dijo una mujer el otro día que "muchos querrían estar". Lo mejor es que estudió Derecho. Más que estudió, empolló, porque no sacó ni una sola finalidad práctica a todo lo que estudió, para decirme estas burradas TAN IMPRESIONANTES.......!!!!!!! Menos mal que está de funcionaria y no de profesora. Menos mal.
¿¿Pero cómo puede haber tantísima ignorancia en este mundo??? Dicha mujer tiene casi 55 años...PERO QUÉ NOS PASA!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Hola:
En el curso que estoy haciendo, hablamos un poco de las guerras que hubo y sobre Franco.
De aquella parece que los problemas se solucionaban a base de guerra. fue aquella mentalidad. Sabemos que Franco no aceptó que se metiera Hitler aquí en España. Gente les da un parentesco pero yo los veo diferentes. Sabemos que cuando estuvo Franco la ETA no salía, solo cuando se estaba muriendo, sabemos que podíamos ir mas tranquilos por la calle, pues si alguien te violaba o robaba con agresividad se lo hacían pagar bien caro.
Sabemos que franco puso las pagas a los viejitos, los salariales, vacaciones pagadas...
No creo que haya sido tan hijo de puta como lo pintais algunos.
No había tanta escoria en España.
Está muy bien que la vida avance y se modernice.
Raquel

Anónimo dijo...

Raquel, de donde sacas semejantes sandeces? Ni los terroristas de itnereconomia.

Este era el papel de la mujer en el franquismo por cierto.

http://www.youtube.com/watch?v=y3UDBxVCnuA a apartir del minuto 1:00 esta el grueso.

edrovar dijo...

Nunca es tarde. recién me pongo en contacto con tu blog y me encuentro con algo de lo más interesante. Soy educador, precisamente de Historia y aunque mi realidad nacional es algo diferente a la española, pues no te imaginas lo común que son los problemas que encontramos. Coincido plenamente en que un factor de lo ineficiente que está resultando la educación formal son las constantes reformas e introducción de nuevos contenidos, que no solo abruman al alumno, sino que convierten algunas asignaturas, de cursos que eran en solamente cursillos.
Pero al mismo tiempo me permito hacer referencia a un asunto que no tocas al respecto y que particularmente, desde mi punto de vista explicaría gran parte tu sorpresa al ponerte en contacto con alumnos que no sabían quién ganó la guerra civil y que es el pretexto de tu artículo: el proceso político en España después del triunfo del franquismo fascista y más aún con la restauración monárquica, no ha tratado como merecía la rigurosidad histórica, por intereses que todos debemos conocer. Y esto ocurre en todas las sociedades en donde no les conviene resaltar las atrocidades cometidas por los grupos de poder y por lo tanto la distracción informativa, por no decir manipulación grosera de los hechos es el pan de cada día. En fin, no nos queda más que persistir y reconocer tu valioso aporte, un poco cínico (en el buen sentido de la expresión) con respecto a la crisis educativa de nuestros países(España y Perú). Un gran abrazo

Ana dijo...

Pues antes sí que se sabía quien ganó la Guerra. Será que alguien ha dejado de decirlo por no decir la verdad.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails